Tuesday, November 10, 2009

you have no manners at the table

Llorar en la escuela ha de ser una de las cosas más feas del mundo.
Es.
Pero cuando en tu salón son como 5 o 6 los que están llorando, dan ganas de abrazarse todos y tomarse una foto.

No, no tengo una foto.
Para la próxima entrega teodiohorriblechupaalmasnohedormidoentresdiasodiolaescuelaohdiosoyunaemo

No neta me choca, ojala fuera un robot sin sentimientos
Jaja, bueno a veces
porque si quiero una foto así

Hoy tengo un taller de joyería, me inscribí porque diseño sustentable o ecológico o algo go green por el estilo estaba lleno, pero es la onda, te dan telas y un montón de cosas, me la paso haciendo cosas raras y colgándoselas a Marissa.

Ah y las paletas que brillan en la obscuridad son el alma de las fiestas
así como alguien gritando y cantando Belanova no lo es

muack

4 comments:

sirako said...

yo nunca lloro en coro, pero tengo que intentarlo, conozco gente que se ve apta para llorar conmigo.

Bob said...

yo tampoco he llorado en compañía (sirako, hagamos una rola así!), lo más cercano es cuando pierde el américa y más bien salimos enojados de casa de la prima de un amigo, aunque creo que lo hacemos para no recojer las envolturas de dulces que me como...cuando era la huelga de la UNAM un cuate me preguntó: ¿si tuviéramos que repetir el año, qué hacías? le dije que, como lo ibamos a repetir todos, pus ya que... ah, somos bien unidos siempre...
jorjor, poala, acá no hay clases de joyería, pero muchas chicas lo hacen para pagarse sus chelas o su-viaje-a-europa-a-conocer-otra-cultura-wee...

vida 0-1 joyería

jouton said...

mmm joyería... aun no entiendo como hacen que la tela se vuelva joyas, seguro es escuela pública ahí pasa de todo, yo en cambio estoy escuchando "El Chico del Apartamento 512" del playlist "Usar solo en caso de fiesta FUNKY"

Kyuuketsuki said...

Quiero una foto :D